18 Ene 2020

El pasado domingo, tuvimos nuestro tradicional Concierto de Navidad.

   

Disfrutamos y vivimos una tarde mágica con los villancicos y Christmas Carol que resonaron por todas las bóvedas de la iglesia de Santa Isabel de Portugal. También resonaron los aplausos que el público entregado, nos regaló.

     

Quiero dar las gracias a todas las personas que hicieron posible este concierto, que como muchos otros, ha sido único. La valía humana y profesional de todos: profesores, alumnos y antiguos alumnos, ha hecho que pudiéramos vivir una “tarde de magia navideña” con todo lo que allí se interpretó.

      

Las melodías dedicadas a la Navidad siempre tienen algo de especial. Nosotros, por nuestra parte, le quisimos imprimir sonoridades diferentes y variadas. Este año tuvimos un grupo de viento, nuestro buenos solistas, percusiones, a los niños cantando, el órgano de tubo, una servidora con el teclado y por supuesto al magnífico coro que con sus voces y su corazón hicieron que el concierto fuera otro de los que guardaremos  en nuestra memoria.

   

                          

¡ENHORABUENA y GRACIAS!

Begoña Andiano

18 Ene 2020

Llegan las fiestas del Pilar y no puedo evitar recordar aquellos Pilares de los 80'. En Musicales Andiano disfrutábamos de la fiesta, haciendo música. Los que tenemos una edad podemos recordar las exposiciones, exhibiciones y conciertos que  hacíamos en la antigua Feria de Muestras. Por aquel entonces, alquilábamos un espacio —un stand— y subíamos con todos los instrumentos más novedosos que había en el momento, para que el público de Zaragoza y de otros lugares viesen y oyesen de primera mano los instrumentos que  se fabricaban e  inventaban por aquel entonces. Hay que tener en cuenta que no teníamos Internet ni Youtube ni nada que se le pareciese. 
Por supuesto el más novedoso era: el Órgano Electrónico.

                                    
El  invento en cuestión databa de 1935, construido por el americano Laurent Hammond y a lo largo de todo el siglo XX habían surgido muchas empresas haciendo costosas inversiones en el desarrollo de la tecnología aplicada a estos instrumentos de teclado. En los sesenta aparecen los primeros sintetizadores y un largo etcétera de instrumentos de teclado; eléctricos y electrónicos. Sobre éstos, ya contaré en otra ocasión.
En el artículo de ahora, quiero hablar de uno de los instrumentos que a lo largo del siglo fue cogiendo posición en cuanto a la utilidad musical se refiere y, si bien, empezó empleándose en estilos tan diversos como el jazz, gospel, rock pop... a medida que cogió popularidad, bajó de precio, ganó en calidad de sonido y se incorporaron funciones musicales para que los aficionados y melómanos pudiesen tocarlo en poco tiempo aprovechando los recursos del instrumento, se convirtió en el instrumento de moda a finales de los 70' y fue el instrumento top en los 80'. Me refiero al: Órgano Electrónico.
Los órganos electrónicos nos permitían tocar con las  manos y los pies infinidad de timbres y hacer que una sola persona se convirtiera en una orquesta de varios músicos.

                                           
Para poder escucharlos, en el stand de Musicales Andiano tocaban unos organistas singulares; me refiero a nuestros pequeños niños prodigios de la academia. No era habitual ver a niños tan pequeños tocar en aparatos tan grandes y sofisticados. Recuerdo que el stand se colapsaba de público. En sus caras se intuía la admiración de muchos, la incredulidad de otros —pensaban que no tocaban los niños porque estaban oyendo una caja de ritmos y sonidos que no eran los del piano o del viejo harmonium de la iglesia—, la fascinación de los que habían tocado en el piano de su casa y veían que con estos instrumentos con teclado también podían tocar otro tipo de música que no fueran estudios de Czerny o sonatinas de Clementi, o la decisión de algunos de acercarse a la tienda y comprar uno de estos instrumentos que estaban de moda, que no valían tanto como en los años setenta, que lucían en una casa —todos tenían mueble—y además se podían tocar a cualquier hora con auriculares.

                                         


Después de esta breve introducción histórica, voy hablar de la importancia a nivel musical que tuvo el órgano en aquella época. Era el instrumento perfecto para acercarse a la música, ya que con pocos conocimientos previos se lograba tocar música en poco tiempo. Recuerdo aquellos Pilares con nostalgia. Entonces el tiempo y la vida era más calmada. Los niños tenían tiempo de tocar, jugar, estudiar... La sociedad tenía capacidad de sorpresa. Se sorprendía de las novedades, de lo extraordinario de todo que no fuese cotidiano... 

                                                
Con la perspectiva del tiempo puedo decir que, gracias a estos instrumentos muchas personas aprendieron a tocar y a hacer música. De no ser así, igual no lo hubieran logrado y muchos de los niños que estaban tocando en el stand de la Feria de Muestras, hoy son unos buenos profesionales. 
Cuando recordamos aquellos momentos con ellos, nos viene a la memoria lo que disfrutábamos. Cada día era una aventura. Siempre haciendo música nueva; solos o en grupo. Improvisábamos o tocábamos lo que la ocasión requería; desde jotas el día del Pilar, hasta los últimos temas de actualidad —Thriller, We Are The World, el mítico In the MoodEn forma—, Carros de fuego o Moliendo café... Los alumnos recibían las fiestas del Pilar con ilusión, esperando qué autoridad iba a pasar por el stand o en qué periódico o radio iba a salir una reseña que hablase de la música de Órgano electrónico.
Estamos en el siglo XXI y todo es diferente. Se vive a la velocidad que nos da la fibra óptica y de los megas de que disponemos. No tenemos tiempo de conversar en vivo y hablamos por WhatsApp, Chat o por Skype. No tenemos tiempo charlar tranquilamente sin pensar que el tiempo es oro para hacer otro tipo de cosas que en los 80' ni se nos habrían ocurrido. 

                                
¿Cómo no me voy a ponerme nostálgica pensando en aquellos Pilares donde las horas del día eran más largas que hoy y que el poder compartir música, risas y vida, no estaba sujeto a la velocidad que nos marca este siglo?
Lo que me reconforta es que, después de cuarenta años enseñando música, me he dado cuenta de que los humanos nos adaptamos a todo y que todo lo que se ha hecho y vivido marca una senda para seguir caminando —en este caso con la Música, indispensable para la vida—
¡Gracias! a los inventores del Órgano electrónico. Ellos abrieron el camino que un día tomamos muchos de nosotros.
Begoña Andiano

 

18 Ene 2020

El pasado sábado tuvimos nuestra habitual Audición de Primavera. Los alumnos interpretaron en el piano, la guitarra y el teclado una miscelánea de temas muy variados.

Escuchamos melodías de los clásicos de Disney. Interpretaron valses de todo tipo; los valses poéticos de Granados y el vals de Mia y Sebastian de La La Land. Recordamos a Carlos Gardel y sentimos el tango, patrimonio inmaterial de la humanidad, con el celebre tema de Astor Piazzolla, Libertango . Tocaron melodías de Beethoven, Schubert, Schumann, Aguado y García Abril. También se escuchó música de Yann Tiersen, Jugando con mis sonidos  y le hicimos un pequeño homenaje a Eduard Grieg en el 150 aniversario de su nacimiento.

Podemos decir que pasamos una buena mañana de sábado con los alumnos. Todos los profesores nos sentimos orgullosos de ver cómo cada año, los alumnos van creciendo en la música.

En estos cuarenta años sabemos lo importante que son los conciertos y las audiciones para el aprendizaje musical y estamos felices de saber que en todo este tiempo, la mayoría de los alumnos que han pasado por la academia, tienen la Música como parte integrada en sus vidas.

¡Gracias a todos! y ¡Enhorabuena! a todos los alumnos que en esta mañana de sábado primaveral  han hecho posible que continúe el eslabón de la cadena de personas que están en la música con nosotros y que la empezamos en 1978.

18 Ene 2020

El próximo Sábado, 24 de marzo de 2018, tendrá lugar nuestra Audición de Primavera a cargo de los alumnos de la academia.
Lugar: Palacio de Sástago
Coso, 44 (Zaragoza)
Hora 12:00
Entrada libre hasta completar el aforo.

18 Ene 2020

En el pasado artículo dimos unas nociones básicas del manejo de un teclado para conseguir tenerlo preparado y poder tocar.

Hoy vamos a hablar de los pedales que se pueden conectar a un teclado. Éstos harán que tengamos más control del instrumento y podamos sacar todo el potencial musical.

Normalmente todos los teclados disponen de salidas (out) y entradas (in) en la parte trasera y suelen servir para conectar otros aparatos electrónicos, poder amplificar el teclado, o incluso conectar el teléfono móvil al teclado y escucharlo por los altavoces. También tenemos entradas para conectar los pedales. Precisamente de este tema vamos a hablar, de los desconocidos pedales.

  • Pedal de sustain: este pedal es imprescindible para tocar con el registro de piano. Hace la función del pedal derecho de un piano acústico, llamado pedal de armónicos. La entrada está en la parte de atrás del teclado y suele poner la palabra: sustain o damper. Dependiendo del teclado podemos encontrar una entrada que pone pedal switch. Hay que tener en cuenta que, según los teclados, las funciones que activa este pedal se pueden programar. El pedal tiene la forma de un cuadrado que se acciona con el pie derecho. También nos encontramos pedales de sustain con la forma del pedal de un piano convencional.
  • Pedal de switch: el pedal de switch suele tener más funciones y se puede programar. Sirve para: comenzar /parar (start/stop) la caja de ritmos (drums) , o hacer un redoble de batería( fill-in), e incluso cambiar de sonidos (sound).En los teclados de gama alta suele haber varias entradas para los pedales. Según marcas y modelos podemos conectar varios en forma de rack (varios juntos).
  • Pedal de expresión o volumen: este pedal es muy importante para un teclista, porque si queremos matizar, aunque los teclados son sensitivos, para hacer crescendo, diminuendo, con registros como los violines, una trompeta o incluso los sonidos de órgano, es fundamental. Este pedal tiene otro aspecto: es rectangular y bascula para poder hacer los reguladores. Se conecta en la entrada que pone volume. A veces puede ir en una entrada de switch programable. Esta entrada la poseen los teclados de gama alta.
  • Pedalera de bajos: de la pedalera del órgano hablamos ya en un artículo anterior. Esta sirve para hacer los bajos. Se coloca a la izquierda del teclado y se toca con el pie izquierdo. Con el pedal derecho se manejan el resto de los pedales. El aspecto es diferente y más voluminoso. Hay que tener en cuenta que con ella tocamos notas. Suelen tener 13 pedales (de DO a DO) y son sensitivas. Se conectan normalmente a la salida Midi In o al puerto USB. Los órganos de mueble llevan conectores directos.

Espero que este pequeño resumen de los pedales que se pueden conectar a un teclado, haya sido de utilidad y animo a los teclistas  a tocar con sus manos y con sus pies.

Begoña Andiano

  1. Pildoras
  2. Etiquetas

La voz humana es el más bello instrumento, pero es el más dificil

Richard Strauss

Apúntate a nuestro coro

Esto solamente puede decirse con el piano

Ludwig Van Beethoven

Nosotros te enseñamos

La guitarra es una pequeña orquesta. Cada cuerda es un color diferente, una voz diferente.

Andrés Segovia

Descubre las tuyas con nosotros

Noticias

Música en Navidad VIII

Música en Navidad VIII

Acabamos el 2019, con nuestro tradicional Con...

Audición de otoño 2019

Audición de otoño 2019

Próximos al día de Santa Cecilia, nuestra p...

De Viaje con la Música

De Viaje con la Música

    Siempre que llega junio, preparamos un...

Contacte con nosotros

  • Paseo Teruel 26-28 Pasaje
    50004 Zaragoza
  • 976 23 15 32

Donde estamos

Back to Top