19 Ago 2018

El lunes pasado, entró un señor por la puerta de la academia, lo pasé a la oficina y discretamente me preguntó: 
— ¿Ustedes pueden enseñarme a tocar algún instrumento? Lo digo, porque soy un poco mayor. Sabe que pasa: que la ilusión de toda mi vida, ha sido la de tocar el piano. Siempre me ha encantado la música pero he dicho: ¡a mis años, adónde voy! 
Lo curioso del caso, es que el otro día fue mi cumpleaños y entre todos mis hijos me han regalado un teclado, porque saben la ilusión que me hace. El caso es que he abierto la caja, lo he colocado encima del soporte, lo he enchufado y he visto las posibilidades que tiene. He tocado un poco "Muñequita linda",  con la mano derecha y de oído. Después he pensado que debería de aprender para, por lo menos, tocar con las dos manos.
—Si le digo la verdad, me daba un poco de pudor ir a una academia con todo niños y gente joven con la cabeza muy despejada.


Cuando acabó de hablar, con una sonrisa le conteste:

—Ha sido muy decidido. Nunca es tarde si la dicha es buena. Para aprender no hay edad y el haber elegido tocar un instrumento le va a ser muy beneficioso y gratificante. Dese cuenta que tocar un instrumento hace que cerebralmente trabajemos muchos campos neurológicos y lo más importante que disfrutemos haciendo música. Además, como me imagino que será muy melómano, el saber de música le vendrá muy bien para disfrutarla mejor y cuando vaya a algún concierto sacará más partido del acontecimiento.
Realmente sus hijos han elegido bien, regalándole un teclado. 
Para iniciarse en la música a su edad y siendo que además su instrumento preferido es el piano, el teclado nos va a permitir empezar paulatinamente con las dos manos y así en un futuro no muy lejano tocar piezas como la famosa "Para Elisa".
Nosotros llevamos 40 años enseñando música y le puedo decir que en todos estos años hemos tenido a adultos que sin pretender mucho (tocar en su casa y pasárselo bien) han acabado tocando en algún concierto; acompañando algún coro en la iglesia; o haciendo música en la fiesta de Nochevieja.
El teclado nos permite tener muchos recursos. Podemos poner muchos sonidos: pianos, violines, metales, percusiones y hasta efectos de sonido de lluvia o de viento. Por otro lado tenemos los acompañamientos que nos van a enriquecer las melodías cuando pongamos los acordes en la mano izquierda.


El señor me seguía escuchando atentamente y en un momento determinado me preguntó:
— ¿Tengo que aprender solfeo? Es que me parece muy difícil y si hay que cantar, no canto ni en la ducha. Además he visto que las partituras son muy pequeñas y mi vista ya no es lo que era.


Yo me apresuré a explicarle.
—No se apure, aquí ponemos solución para todo. Las partituras las ponemos con pentagramas grandes como cuando uno empezaba a leer las cartillas en el colegio. Al principio son partituras facilitadas donde encontrará la melodía en el pentagrama y la mano izquierda marcada con el cifrado americano. Más adelante empezaremos con algo de lenguaje musical y un poco de piano clásico. El primer día que venga a clase, se marchará a su casa tocando una melodía con las dos manos. No se preocupe porque también le explicaremos los botones que tiene que tocar para que el teclado le suene a música celestial y para que no se pierda en el teclado, le daremos unas guías, que al principio vienen muy bien para saber dónde poner los dedos. 


Yo veía que se estaba emocionando y me dijo:
—Me parece que me voy a apuntar. Me encantaría que estas Navidades fuera capaz de tocar un villancico, cuando estamos toda la familia reunida.


Ya ha pasado una semana y nuestro novel alumno ha tocado el Himno a la alegría y Kumbaya. Está feliz y todos los días saca un rato para practicar.

Sabemos los beneficios de tocar un instrumento en edad adulta y estamos contentos de que en todos estos años, la mayoría de los adultos que vinieron un periodo importante a aprender, siguen tocando; nos compran nuevos teclados para estar a la última y no se pierden nuestros conciertos.
Por eso: "Nunca es tarde si la dicha es buena".

Begoña Andiano

19 Ago 2018

Mientras escuchaba los últimos aplausos de este concierto tan especial, estaba pensando en hacer una pequeña crónica del evento pero… he preferido cambiarla por un escrito sincero, yendo más allá del anecdótico resumen.

Es difícil explicar todo lo que sentimos las personas que estuvimos en él, sobre todo las personas que lo hicimos. La Música se vive, la música se siente, se escucha y se hace.

Todos los sonidos que se escucharon rebotando en las bóvedas de la Real Capilla de Santa Isabel de Portugal estaban producidos por manos y voces de personas que un día vinieron a aprender música a Musicales Andiano y acabaron convirtiéndose en esta gran familia de la música que tenemos y comenzamos hace 40 años.

El pasado domingo, 15 de abril celebramos el 40 aniversario con un concierto herencia y fruto de todos estos años.

Nos separaban cuatro décadas de aquel primer concierto inaugural donde D. Guillermo Andiano junto al resto de su familia presentaba la tienda y la academia de música. Cuarenta años después, seguimos disfrutando de la música viendo el fruto, herencia de todo este tiempo.

Puedo decir que es uno de los mejores, más entrañables, más profesionales y con más corazón, que se han hecho en la academia.

Contábamos con profesores, alumnos y antiguos alumnos profesionales y amateur, que pusieron todo su empeño, todo su arte y todo su cariño para que este concierto quedase en la memoria y en el corazón de todos los que estuvimos.

El programa era muy variado y significativo para todos. Obras que interpretamos en tiempos pasados y que vivimos con intensidad. Nuestros músicos tocaron con teclados, guitarras, percusión, saxo, trompeta, órgano… Cantaron nuestros solistas y todos unimos nuestras voces en el coro para vivir el momento mágico de “compartir música, compartir vida”.

Fue un concierto magnífico y único, ya que es difícil reunir al elenco tan extraordinario que tuvimos.

Estamos muy felices de la respuesta de todo el público y del cariño que respiramos.

Queremos dar las gracias muy personalmente a cada uno de los músicos que lo hicieron posible.

Sabemos que la música nos llena, nos emociona y nos alimenta el alma.

¡GRACIAS DE TODO CORAZÓN! Y ¡ENHORABUENA A TODOS!

Begoña Andiano

19 Ago 2018

Después de nuestro último concierto y haber escuchado  lo que unos teclados puede dar de sí a nivel musical y sonoro, dependiendo de las combinaciones de sonidos que se hagan y las manos y pies que los ejecuten, me he animado a hablar de los registros y a explicar cómo se puede lograr tanto color musical ajustando bien los sonidos de un  teclado. 

En ocasiones, los teclados están infravalorados porque son instrumentos electrónicos y poseen tanto potencial que el interprete se queda en un plano de músico ejecutor. Se piensa que el teclista tiene la  ventaja de tocar en un instrumento que es mágico y lo hace todo. Eso no es así. La diferencia con otro instrumento de teclado, como pueda ser el piano, es que en el piano levanto la tapa preparo el atril con la partitura y ya puedo empezar a tocar. En un teclado no ocurre lo mismo. Si se quiere tocar hay que preparar todos los sonidos, las programaciones, efectos, división del teclado, los pedales y un largo etcétera indispensables para que podamos tocar, lo que articulemos en las teclas esté correctamente ajustado y así suene lo que queremos plasmar con nuestras manos.

Cuando una persona se acerca al teclado por primera vez, suele ser normal que se asuste con tanto botón, posibilidades... Conforme pasa el tiempo y se aprende, ocurre todo lo contrario. A los teclistas nos encantan los teclados con muchas posibilidades porque así podemos desarrollar mejor la música que queremos hacer. Hay que tener en cuenta que el concepto de instrumento es precisamente eso; tener muchos timbres y posibilidades para tocar.

El secreto para un buen ajuste del teclado y sus sonidos, está en la formación musical y en el conocimiento del aparato en cuestión.

Lo primero, se va aprendiendo con el tiempo. Es muy importante conocer otros instrumentos de cuerda, viento madera y metal, percusión y étnicos. Saber cómo se comportan, cómo se tocan y así poder imitar su ejecución para conseguir el sonido deseado. Debemos conocer algo de instrumentación ( lo que llamamos en música: saber orquestar, para poder adecuar lo que tenemos en la partitura a la ejecución con las manos y los pies y poder tocar a tiempo real múltiples timbres).

Lo segundo, leer el manual del teclado e ir probando las posibilidades y combinaciones que nos ofrece.

Entrar a dar pequeños trucos para que el teclado nos suene de maravilla, es bastante difícil porque también está el condicionante del nivel técnico y musical del que toca.

No obstante voy a poner algún pequeño ejemplo para los neófitos en la materia.

Por ejemplo: si yo quiero tocar el tema de Gabriel  de "La Misión" E. Morricone, puedo poner el sonido del oboe en el upper1 para tocar la melodía con la mano derecha,  añadir unos strings más bajos de volumen en el upper 2 y poner otros violines en el lower  para  tocar la armonía  con la mano izquierda. Si también tengo una pedalera puedo ponerle unos graves con el sonido de las cuerdas.

Si por el  contrario quiero tocar una Bossa de Carlos Jobim puedo utilizar las programaciones de fabrica que nos da el teclado. Simplemente poner el ritmo de bossanova pulsar el botón de O.T.S. añadir el acompañamiento y tocar La chica de Ipanema. Seguro que tendremos un buen sonido para tocar esta sugerente melodía.

Lo importante es ir abriendo la mente a las posibilidades del instrumento y disfrutar.

Begoña Andiano

19 Ago 2018

Este año 2018 en Musicales Andiano estamos de celebración; 40 años en la música!!!.
El día 15 de abril recordaremos con un concierto, la tarde de abril de 1978. En aquella fecha llevamos a cabo la inauguración de esta empresa.
Una tarde para recordar, con D. Guillermo Andiano al frente, junto al resto de su familia, presentando su nuevo negocio de venta de instrumentos musicales y de enseñanza musical. Por supuesto, el acontecimiento se celebró con música.
Esa tarde, de la mano de la joven organista (15 años) Begoña Andiano se escucharon los nuevos órganos electrónicos Logan y sonaron las notas del "Cuarteto Goya" ya que Doña Carmen Abad, esposa de Don Guillermo, era la laudista de esta agrupación de pulso y púa cuyos músicos habían sido componentes de la histórica agrupación "Rondalla Goya".
Para terminar todos disfrutamos de un ágape al más puro estilo de los 70'.
En 40 años Musicales Andiano ha tenido como objetivo cuidar y mimar la Música y... aparte de dedicarse a vender instrumentos musicales, su premisa mayor  y esfuerzo constante ha estado en su Academia.
Dedicarse a enseñar música ha sido lo más gratificante y donde más orgullosos estamos todos los que de una manera u otra hemos estado presentes en los mejores momentos de la academia: los conciertos.
A principio de año en nuestras redes sociales, dijimos que tendríamos una sección de la historia de Musicales Andiano con recuerdos gráficos y sonoros. 
El archivo de Musicales Andiano es muy amplio. Desde el año 1978 hemos estado haciendo conciertos, audiciones, presentaciones y demostraciones de instrumentos, TV, Radio, promoción de la música, premios a la labor musical y un largo etcétera de acontecimiento que hemos vivido con la Música. 

Realmente en 40 años hemos vivido mucho y Musicales Andiano ha evolucionado con los tiempos.
Este año de celebración queremos dar las gracias a todas las personas que en todo este tiempo han estado con nosotros: a los alumnos que vinieron a aprender a tocar un instrumento y acabaron sintiendo la música como parte fundamental en sus vidas,  a los padres que nos confiaron la educación musical de sus hijos y a todas las personas que de una manera u otra colaboraron con nosotros haciendo que se creasen vínculos de amistad para siempre.
La música une, sensibiliza, alimenta el espíritu y enriquece el alma.

Como ya prometimos, vamos a ir publicando vídeos históricos en Youtube y documentos gráficos en Facebook.
Compartimos uno de la Navidad del 97; un fragmento de “El jorobado de Notre Dame” interpretado por: Rafael Alcubierre, Begoña Andiano, Ana Belén Blázquez, Óscar Lorente, Belinda Monge, Ana Val y David Vallespín.

19 Ago 2018

Hoy, festividad de Santa Cecilia, queríamos dedicarle un artículo a nuestra patrona para contar un poco de su historia y por qué se declaró patrona de la música y de los músicos.

Hay quienes cuestionan el hallazgo a finales del s. XVI del cuerpo incorrupto de la mártir romana Santa Cecilia (s. III?), que Stefano Maderno dice en una inscripción haber visto tal como la esculpió, indicando con sus dedos “1” y “3”, la creencia católica en la Santísima Trinidad, tres personas en un solo Dios.

También está envuelto en misterio la asociación de esta mártir romana en particular con la música, que tan popular fue que el Papa Gregorio XIII le declaró Patrona de la música y de los músicos en 1584. Algunos piensan que se relaciona a Santa Cecilia con la música porque se dice que cuando se casó por deseo de su padre (a pesar de haber decidido ofrecerse al Señor), mientras los músicos tocaban, la joven mártir cantaba a Dios en su corazón.

La santa le reveló a su esposo pagano Valeriano que ella podía ver a su ángel custodio, quien se ofendería si él no respetara su virginidad y a quien vería si creía en el verdadero Dios y se bautizaba, lo cual hizo. Tanto Valeriano como su hermano fueron martirizados tras convertirse a la fe cristiana. Santa Cecilia ayudó a muchas otras personas a convertirse también, y por eso le condenaron a morir sofocada en su casa por los gases de un horno. Terminaron su martirio decapitándola.

Según estudios históricos sobre Santa Cecilia, existen diferentes razones por la que se le hizo patrona de la música. En su libro “Santa Cecilia ¿Patrona de la Música y de los Músicos?”, el profesor Pérez Parazzo comenta dos razones posibles:

 “El hecho más probable para que se le relacione con la música es, porque desde muy joven y de acuerdo con las costumbres y tradiciones de las familias patricias romanas, Cecilia debió iniciarse y tocar algún instrumento musical, probablemente la lira, la cítara o algún tipo de arpa de las utilizadas por las damas de la sociedad romana. 

“[… Además,] El texto del Acta dice: ‘Candéntibus órganis Cæcilia Dómino decantábat dicens…’ o lo que es igual: ‘Mientras estaba el horno al rojo vivo, Cecilia cantaba al Señor diciendo…’ El copista de la época en que se realizó la trascripción debió traducir la palabra Órgano –que para la época de Cecilia, siglo III, significaba: especie de fuelle, herramienta o utensilio para hacer insuflar algo-, por el neologismo que nombra al instrumento musical actual que derivó del Hydraulis utilizado por los romanos para animar incluso, las festividades del circo romano.”

 A lo largo de la historia la imagen de Santa Cecilia se ha visto reflejada en muchas obras de arte tanto de pintura como de escultura así como la dedicación de iglesias en su nombre.

Una de las más representativas se encuentra en el barrio del Trastévere de Roma, donde se edificó la Basílica de Santa Cecilia en el siglo V. Allí actualmente se encuentra la famosa estatua de tamaño natural del escultor Maderna, que muestra a la Santa como si estuviera dormida, recostada del lado derecho.

 

  1. Pildoras
  2. Etiquetas

La voz humana es el más bello instrumento, pero es el más dificil

Richard Strauss

Apúntate a nuestro coro

Esto solamente puede decirse con el piano

Ludwig Van Beethoven

Nosotros te enseñamos

La guitarra es una pequeña orquesta. Cada cuerda es un color diferente, una voz diferente.

Andrés Segovia

Descubre las tuyas con nosotros

Noticias

Concierto "Música de…

El domingo, 17 de junio de 2018, tendrá lugar...

Concierto 40 Aniversario

Concierto de celebración del 40 aniversario...

Audición de Primavera

El próximo Sábado, 24 de marzo de 2018, tendr...

Contacte con nosotros

  • Paseo Teruel 26-28 Pasaje
    50004 Zaragoza
  • 976 23 15 32

Donde estamos

Back to Top