17 Nov 2019

Estamos en verano y como si se tratase de trazar un cuaderno de ruta de vacaciones, en este escrito voy a hacer uno, para comentar la ruta de nuestro pasado evento. Justo fue el 23 de junio y aprovechando que llegaba el verano, decidimos hacernos un viaje sin salir de Zaragoza y dar con este concierto la vuelta al mundo sin movernos del asiento. El poder que tiene el folclore musical para transmitir la esencia de lugares y gentes, hizo que tuviéramos la sensación de haber hecho unas grandes vacaciones todos juntos; alumnos y profesores. También a este viaje se nos unió el público que, sin traer maletas ni equipaje, fue de punta a punta por todo el planeta. Tengo que decir que para ir de un sitio a otro, sólo empleamos pianos, teclados, guitarras, nuestras voces y por supuesto el conocimiento y arte musical que todos los alumnos van metiendo en su maleta curso tras curso para que cada vez sea mejor su equipaje musical.
El viaje comenzó yéndonos todos a México. Escuchamos "La Bikina". No faltó de nada; tuvimos arreglo de mariachis y sombreros mexicanos.
Después escuchamos la famosa melodía de los hermanos Sherman "It's a Small World". Con nuestros niños, nos sentimos niños dentro del carrusel que Disney dedicó a los niños de todo el mundo.

Seguidamente nos fuimos a la cuna del Rock and Roll de la mano de unos alumnos— guitarristas y teclistas— muy noveles.
A continuación cogimos un vuelo para Argentina y escuchamos un "Tango de Salón" que sólo nos faltó bailar.

Luego regresamos a España para revivir una tradicional fiesta de cualquier pueblo de nuestra geografía. Con la canción eurovisiva de "la Venda" nuestros chavales nos hicieron pasar un rato muy del verano.
Para descansar de tanto ajetreo, nos fuimos a París y disfrutamos de un romántico paseo con el nostálgico tema de Aznavour: "She". Tengo que decir que aquí me emocioné tocando con uno de nuestros alumnos adultos, que si bien no ha sido profesional de la música ha logrado estar en un escenario compartiendo melodías tan intensas como la de esta canción.

Llegó el momento "Tour por Europa" y nuestros jóvenes cogieron la mochila y el interrail  y nos arrastraron con ellos por media Europa: desde Escocia a Francia pasando por Italia, Alemania y acabando en Rusia.
Ya tocaba descansar y dimos un paseo en calesa por "Sevilla".

Cuando ya parecía que el viaje se acababa nos unimos todos —Coro de la academia— y cantando y bailando volvimos a viajar por Italia con una tarantella. Cogimos un vuelo a compás de la kalimba y nos fuimos a África. Después llegamos a la floración del cerezo "Sakura" en Japón. Unos baños en las playas del caribe a ritmo de son cubano nos refrescaron para llegar descansados a la Argentina profunda con un "Carnavalito quebradeño".
Por supuesto el viaje era finito y regresamos a nuestra tierra.
El aire de la "Jota de la Dolores" disipó la pena del final de nuestro viaje.

Tengo que decir que la propina del concierto, el mítico "Kalinka", logró transmitir con la fuerza de su ritmo la esencia de esta academia. Llevamos 41 años educando en la Música e intentando que todo el que se acerca a nosotros la viva con mayúsculas.
Espero que con tardes como la de este concierto lo vayamos logrando.
¡Enhorabuena y gracias! a todos los que lo hacen posible.
Begoña Andiano

17 Nov 2019

La jota es una danza y un canto folclórico extendido por toda la geografía española, en ritmo de 3/4 y 6/8.

Su origen no es muy claro. Han sido numerosos los autores que le otorgan un procedencia árabe, pues en Aragón se da con mayor pujanza en los valles que habitaba la población morisca.

Por otra parte, según los estudios de Tomás Bretón, compositor de la ópera "La Dolores" determina que su origen sería italiano pues se revela técnicamente similar a la música del Carnaval de Venecia.

Se cree que se popularizó en el siglo XVIII y que en la época de los Sitios de Zaragoza, la jota emerge con más fuerza.

A lo largo del siglo XIX los compositores se nutren del folclore para sus creaciones musicales y es ahí, donde la jota adquiere protagonismo en muchas de sus obras.

Queremos compartir uno de nuestro vídeos de archivo; concretamente el del concierto homenaje a Guillermo Andiano y Carmen Abad, donde nuestros profesores y alumnos interpretan, en un arreglo para teclados y percusión, la emblemática obra del Intermezzo de "La Boda de Luis Alonso" de Gerónimo Jiménez. Ahí podemos escuchar el tiempo de jota utilizado por los compositores de la época.

Intérpretes: Teclados: Begoña Andiano. Ana Belén Blázquez, Loli Gil. Percusiones: Víctor Ballestín, Alejandro Martínez, Jorge Ochoa.

Noticias

Audición de otoño 2019

Audición de otoño 2019

Próximos al día de Santa Cecilia, nuestra p...

De Viaje con la Música

De Viaje con la Música

    Siempre que llega junio, preparamos un...

Audición de Primavera 2019

Audición de Primavera 20…

La audición de primavera, es tradicional  p...

Contacte con nosotros

  • Paseo Teruel 26-28 Pasaje
    50004 Zaragoza
  • 976 23 15 32

Donde estamos

Back to Top