25 Feb 2018

Este año 2018 en Musicales Andiano estamos de celebración; 40 años en la música!!!.
El día 15 de abril recordaremos con un concierto, la tarde de abril de 1978. En aquella fecha llevamos a cabo la inauguración de esta empresa.
Una tarde para recordar, con D. Guillermo Andiano al frente, junto al resto de su familia, presentando su nuevo negocio de venta de instrumentos musicales y de enseñanza musical. Por supuesto, el acontecimiento se celebró con música.
Esa tarde, de la mano de la joven organista (15 años) Begoña Andiano se escucharon los nuevos órganos electrónicos Logan y sonaron las notas del "Cuarteto Goya" ya que Doña Carmen Abad, esposa de Don Guillermo, era la laudista de esta agrupación de pulso y púa cuyos músicos habían sido componentes de la histórica agrupación "Rondalla Goya".
Para terminar todos disfrutamos de un ágape al más puro estilo de los 70'.
En 40 años Musicales Andiano ha tenido como objetivo cuidar y mimar la Música y... aparte de dedicarse a vender instrumentos musicales, su premisa mayor  y esfuerzo constante ha estado en su Academia.
Dedicarse a enseñar música ha sido lo más gratificante y donde más orgullosos estamos todos los que de una manera u otra hemos estado presentes en los mejores momentos de la academia: los conciertos.
A principio de año en nuestras redes sociales, dijimos que tendríamos una sección de la historia de Musicales Andiano con recuerdos gráficos y sonoros. 
El archivo de Musicales Andiano es muy amplio. Desde el año 1978 hemos estado haciendo conciertos, audiciones, presentaciones y demostraciones de instrumentos, TV, Radio, promoción de la música, premios a la labor musical y un largo etcétera de acontecimiento que hemos vivido con la Música. 

Realmente en 40 años hemos vivido mucho y Musicales Andiano ha evolucionado con los tiempos.
Este año de celebración queremos dar las gracias a todas las personas que en todo este tiempo han estado con nosotros: a los alumnos que vinieron a aprender a tocar un instrumento y acabaron sintiendo la música como parte fundamental en sus vidas,  a los padres que nos confiaron la educación musical de sus hijos y a todas las personas que de una manera u otra colaboraron con nosotros haciendo que se creasen vínculos de amistad para siempre.
La música une, sensibiliza, alimenta el espíritu y enriquece el alma.

Como ya prometimos, vamos a ir publicando vídeos históricos en Youtube y documentos gráficos en Facebook.
Compartimos uno de la Navidad del 97; un fragmento de “El jorobado de Notre Dame” interpretado por: Rafael Alcubierre, Begoña Andiano, Ana Belén Blázquez, Óscar Lorente, Belinda Monge, Ana Val y David Vallespín.

31 Ene 2018

Hoy vamos a hablar de una de las notaciones más prácticas y útiles para un músico (sobre todo para los pianistas y guitarristas). Me refiero al, en ocasiones desconocido, cifrado americano. Con él, acompañamos cómodamente.
En el pasado artículo de "aprendo lenguaje musical" explicamos qué nos podía decir una partitura. Realmente las partituras nos sirven para plasmar  la música que escuchamos. La música es un arte abstracto que se escucha y se toca en el espacio y en el tiempo y, a diferencia de otras artes como pueda ser la pintura,  las partituras, aunque en ocasiones puedan parecer obras de arte en cuanto a su estética, son las transmisoras del contenido musical. Ese contenido musical se va descifrando a medida que uno aprende el lenguaje y sus notaciones.
En el artículo trataremos el cifrado americano.
Cuando vemos las partituras, están con pentagramas llenas de símbolos musicales. Por ejemplo: si la partitura es de piano, encontramos dos pentagramas con clave de sol y de fa. En ocasiones vemos un sólo pentagrama con una melodía y encima unas letras con números. Precisamente eso es el cifrado americano. Éste nos dice los acordes, la armonía de esa melodía, marcada con una sencilla nomenclatura que consigue sintetizar el contenido vertical de la música, o sea, la armonía.
A lo largo de la historia las notaciones han ido evolucionando y en ocasiones se han inventado escrituras que han hecho más fácil la lectura de las partituras para poder tocar un instrumento musical cómodamente sin tener demasiados conocimientos. Véase la tablatura de la guitarra, que viene de la tabulatura de la notación musical de la vihuela en el renacimiento, o el cifrado barroco para tocar el bajo continuo (el acompañamiento armónico) con el órgano o el clavecín.
El cifrado americano se empezó a utilizar a primeros del siglo XX en la música de jazz; muy útil en ese estilo musical dónde se tiene una línea melódica, se improvisa con estructuras armónicas y cada músico hace alarde del dominio de su instrumento en base a una idea musical.
El cifrado americano emplea para el nombre de las notas, el de sistema anglosajón (con letras). En español el nombre de las notas es con sílabas.
A - la
B - si
C - do
D - re
E - mi
F - fa
G - sol
El cifrado americano nos define los acordes. Tenemos muchos acordes con sus variables, pero aquí señalamos los más básicos.

Ejemplo:
- do mayor (do-mi-sol)
Cm - do menor (do-mib-sol)
Caug - do aumentado (do-mi-sol#)
Cdim o - do disminuido (do- mib- solb)
C7 - do séptima ( do-mi-sol-sib)
Cm7 - do menor séptima (do-mi-sol-sib)

Hoy en día en la mayoría de las partituras de música, si son guiones musicales o arreglos, las encontramos con el cifrado americano. Cuando compramos cualquier partitura, bien sea música de los Beatles, un libro de  boleros o música clásica facilitada, el cifrado americano está presente y en ocasiones lo señala como PVG (piano, vocal, guitarra). En este tipo de partitura tenemos un buen contenido musical para poder tocar nuestros compositores favoritos. Luego dependerá del grado de habilidad que tengamos con el instrumento, en cuanto saber acompañamiento, para tocar con el piano o la guitarra y poder desarrollar el contenido de la partitura.
Desde aquí animo a todas las personas, sobre todo teclista y guitarristas, que no han utilizado esta nomenclatura, que se acerquen al cifrado americano, luego no podrán prescindir de él.
Begoña Andiano

20 Ene 2018

En el pasado artículo dimos unas nociones básicas del manejo de un teclado para conseguir tenerlo preparado y poder tocar.

Hoy vamos a hablar de los pedales que se pueden conectar a un teclado. Éstos harán que tengamos más control del instrumento y podamos sacar todo el potencial musical.

Normalmente todos los teclados disponen de salidas (out) y entradas (in) en la parte trasera y suelen servir para conectar otros aparatos electrónicos, poder amplificar el teclado, o incluso conectar el teléfono móvil al teclado y escucharlo por los altavoces. También tenemos entradas para conectar los pedales. Precisamente de este tema vamos a hablar, de los desconocidos pedales.

  • Pedal de sustain: este pedal es imprescindible para tocar con el registro de piano. Hace la función del pedal derecho de un piano acústico, llamado pedal de armónicos. La entrada está en la parte de atrás del teclado y suele poner la palabra: sustain o damper. Dependiendo del teclado podemos encontrar una entrada que pone pedal switch. Hay que tener en cuenta que, según los teclados, las funciones que activa este pedal se pueden programar. El pedal tiene la forma de un cuadrado que se acciona con el pie derecho. También nos encontramos pedales de sustain con la forma del pedal de un piano convencional.
  • Pedal de switch: el pedal de switch suele tener más funciones y se puede programar. Sirve para: comenzar /parar (start/stop) la caja de ritmos (drums) , o hacer un redoble de batería( fill-in), e incluso cambiar de sonidos (sound).En los teclados de gama alta suele haber varias entradas para los pedales. Según marcas y modelos podemos conectar varios en forma de rack (varios juntos).
  • Pedal de expresión o volumen: este pedal es muy importante para un teclista, porque si queremos matizar, aunque los teclados son sensitivos, para hacer crescendo, diminuendo, con registros como los violines, una trompeta o incluso los sonidos de órgano, es fundamental. Este pedal tiene otro aspecto: es rectangular y bascula para poder hacer los reguladores. Se conecta en la entrada que pone volume. A veces puede ir en una entrada de switch programable. Esta entrada la poseen los teclados de gama alta.
  • Pedalera de bajos: de la pedalera del órgano hablamos ya en un artículo anterior. Esta sirve para hacer los bajos. Se coloca a la izquierda del teclado y se toca con el pie izquierdo. Con el pedal derecho se manejan el resto de los pedales. El aspecto es diferente y más voluminoso. Hay que tener en cuenta que con ella tocamos notas. Suelen tener 13 pedales (de DO a DO) y son sensitivas. Se conectan normalmente a la salida Midi In o al puerto USB. Los órganos de mueble llevan conectores directos.

Espero que este pequeño resumen de los pedales que se pueden conectar a un teclado, haya sido de utilidad y animo a los teclistas  a tocar con sus manos y con sus pies.

Begoña Andiano

  1. Pildoras
  2. Etiquetas

La voz humana es el más bello instrumento, pero es el más dificil

Richard Strauss

Apúntate a nuestro coro

Esto solamente puede decirse con el piano

Ludwig Van Beethoven

Nosotros te enseñamos

La guitarra es una pequeña orquesta. Cada cuerda es un color diferente, una voz diferente.

Andrés Segovia

Descubre las tuyas con nosotros

Noticias

Audición de otoño 2019

Audición de otoño 2019

Próximos al día de Santa Cecilia, nuestra p...

De Viaje con la Música

De Viaje con la Música

    Siempre que llega junio, preparamos un...

Audición de Primavera 2019

Audición de Primavera 20…

La audición de primavera, es tradicional  p...

Contacte con nosotros

  • Paseo Teruel 26-28 Pasaje
    50004 Zaragoza
  • 976 23 15 32

Donde estamos

Back to Top